La igualdad es saludable

Boletín 2

Tradicionalmente el hombre ocupa en la sociedad un lugar de poder, dominación y fuerza ¿Cómo se construye este modelo de masculinidad tradicional? ¿qué efectos tiene en las comunidades? ¿qué debemos hacer para cambiarlo? Desde Surcos Asociación Civil los invitamos a reflexionar sobre estos interrogantes y a generar juntos acciones para lograr un futuro igualitario y saludable.

Los hombres no lloran”, “los hombres se hacen a los golpes”, “los hombres son los jefes de sus casas”; son algunas de las frases que circulan en las comunidades y continúan siendo aceptadas por la mayoría de sus integrantes. La diferencia que se establece entre el hombre y la mujer, a través de dichos y acciones, repercute en la cotidianeidad y genera desigualdades que muchas veces desembocan en violencia, cuadros depresivos y hasta en suicidios.

Desde pequeños, los niños reciben ciertos mandatos en la crianza y en las instituciones encargadas de formarlos se reproducen los modelos de masculinidad tradicional”, explica la Lic. Alejandra Vázquez, integrante y coordinadora de programas de Surcos Asociación Civil y agrega que, “el principal mensaje para los hombres es que tienen que parecerse lo menos posible a una mujer y que la forma de demostrar poder es ejerciendo dominación, no hablando sobre sentimientos y mostrándose fuertes”.

Ser autosuficientes, agresivos, vigorosos, competitivos son algunos de los valores que componen el modelo de masculinidad tradicional y su naturalización favorece el desarrollo de hábitos de vida poco saludables en los varones. “Desde Surcos Asociación Civil trabajamos en escuelas con adolescentes y jóvenes, capacitamos a referentes de comunidades y trabajamos junto a instituciones gubernamentales con el fin problematizar el modelo tradicional y promover masculinidades saludables, libres de estereotipos y que favorezcan la expresión de emociones, conductas de autocuidado y el desarrollo de habilidades sociales”, concluye la Lic. Vázquez.

Por cualquier consulta comunicarse al 144, brindan información, orientación, asesoramiento y contención a mujeres en todo el país, las 24 horas, todos los días.