Tips para prevenir accidentes domésticos

Fotos boletín - Institucional

Durante las vacaciones los más pequeños pasan más tiempo en el hogar, por este motivo se deben reforzar los cuidados para prevenir accidentes domésticos. En Argentina es una de las causas más importantes de muerte de niños y niñas. Desde Surcos Asociación Civil compartimos tips fáciles de tomar, poco costosos y que pueden evitar lesiones graves y salvar vidas.

Casi todas las lastimaduras o accidentes que se dan en nuestras casas pueden evitarse, y esto implica supervisar a los niños y niñas con atención y mantenerlos alejados de peligros como el fuego, las fuentes de agua, los lugares donde puedan caerse, las calles, caminos y rutas y los objetos con los que se puedan envenenar, atragantar o hacer daño. En especial cuando dan sus primeros pasos, y particularmente de 1 a 4 años de edad, los niños corren un grave riesgo de sufrir lesiones en el hogar o sus cercanías.
Por eso, es importante tener en cuenta lo siguiente:
1. El peligro en las calles: los niños y niñas no deben jugar cerca de la calle o rutas y siempre debe haber un adulto con ellos para cuidarlos y supervisarlos. Cuando anden en bicicleta o en moto deben usar un casco y siempre que se transporten en un auto deben ir en el asiento de atrás y bien sujetos en una silla adecuada para su edad.
2. El agua: los niños y niñas pueden ahogarse en menos de dos minutos y en una cantidad mínima de agua, incluso en una bañera. Jamás se los debe dejar solos en el agua o cerca de ella y se recomienda poner barandas o barreras cerca de las piletas y utilizar salvavidas en caso de estar cerca de ríos o lagos.
3. El fuego: las quemaduras pueden evitarse manteniendo a los niños alejados del fuego, las hornallas y horno de la cocina, los líquidos y alimentos calientes y los cables de electricidad expuestos. Es importante mantener las asas de las ollas para adentro de la cocina; no manipular líquidos calientes cuando los estamos sosteniendo y tapar las bocas de los enchufes.
4. Las caídas: son una de las principales causas de lesiones en los niños y niñas, especialmente cuando empiezan a moverse por sus propios medios. Es importante que las escaleras, balcones, techos, ventanas y zonas de juego y de descanso sean seguros, usando protecciones como puertas, rejas o barandas con barrotes para evitar que los niños y niñas se caigan.
5. Intoxicaciones: los remedios, venenos, insecticidas, lavandina, ácidos y fertilizantes líquidos y combustibles como el kerosene, deben guardarse con llave o trabas, fuera del alcance y la vista de los niños y niñas. Los recipientes en que los guardemos deben indicar claramente su contenido y no se deben trasvasar a recipientes o envases de bebidas.
6. Los cortes: los cuchillos, tijeras, objetos afilados o con punta y los vidrios rotos pueden causar lesiones graves. Estos objetos deberán mantenerse fuera del alcance de los niños y niñas. Las bolsas de plástico, que pueden asfixiarlos, también deben mantenerse lejos de l@s más chicos.
7. Atragantamientos: a los niños y niñas de chiquitos les gusta meterse cosas en la boca. Es importante mantener los objetos pequeños como las monedas, los botones, las pilas chicas (de reloj, calculadoras, juguetes), y los confites, caramelos duros y maníes u otros frutos secos fuera de su alcance para evitar que se atraganten.