salud y trabajo

Salud y trabajo: las afectaciones y el cuidado durante la crisis socio sanitaria

El contexto de emergencia socio sanitaria y las consecuentes medidas de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio y de Distanciamiento han implicado grandes cambios en la vida cotidiana con un gran impacto a nivel socio-económico habiéndose incrementado las desigualdades sociales, de género, geográficas, generacionales y raciales, entre otras. Una de las áreas con mayor impacto ha sido en relación al ámbito laboral modificando las prácticas laborales, afectando los vínculos, y repercutiendo en la carga de tareas, como así también incidiendo en el aumento del desempleo.

En lo que respecta a algunos sectores como salud, órganos de protección social y quienes realizan tareas de cuidado consideradas “esenciales” se han visto particularmente afectados. Los equipos que se abocaron a estas tareas debieron cambiar sus lógicas de funcionamiento con diversos efectos negativos sobre su salud, en un contexto caracterizado por la precarización y flexibilización laboral.  

 

Un estudio realizado por la Universidad Nacional de La Plata en 2020 (12) da cuenta de aquellas cuestiones que han afectado principalmente a lxs trabajadores/as de la salud.

Entre estas, destacan cambios en la organización del trabajo: nuevos protocolos de higiene y de atención, cambios en la distribución de los equipos, redefinición de roles y funciones, dinámicas de hiper exigencia laboral; problemáticas en torno al medio ambiente de trabajo y seguridad: hacinamiento, falta de ventilación, entre otras; cambios en los ritmos y en la intensidad del trabajo que aumentaron la presión sobre la realización de ciertas actividades; aumento de situaciones de estrés, ansiedades, tensiones, temor a contagiar a su familia y compañeros/as; impacto en la salud integral de los/as trabajadores/as manifestado dolores musculares, cervicales o de cabeza, trastornos del sueño; cambio en los vínculos: con el trabajo, con los/as compañeros/as, con los usuarios/as y afectación de vínculos interpersonales y familiares.

 

Esto da cuenta cómo, en este complejo escenario, además de los riesgos tradicionales en el ámbito laboral emergieron otras problemáticas, menos visibilizadas, que afectaron con igual contundencia a la salud en un sentido integral. Quedó en evidencia entonces que la intensificación del trabajo sin el debido acompañamiento social y técnico, puede repercutir en la fragmentación de los equipos y la degradación del clima laboral. Es importante considerar que en la situación de trabajo las personas movilizan no sólo sus dimensiones físicas sino también cognitivas, psíquicas, emocionales, afectivas y relacionales. Al mismo tiempo, la intensificación de los ritmos y tareas, los cambios en la organización del trabajo y las elevadas exigencias emocionales pueden repercutir en las relaciones entre los miembros de un equipo. 

 

Ante estas situaciones, desde Surcos y a través del dispositivo “Cuidar a quienes Cuidan” hemos podido acompañar durante la pandemia a 24 equipos de trabajadorxs del ámbito público, que a lo largo del país trabajan con población en situación de vulnerabilidad en las áreas de salud, educación, desarrollo social y géneros. A través de estos espacios se ha promovido la contención e intercambio para que lxs trabajadorxs pudieran expresar sus afectaciones y pensar estrategias colectivas y singulares de afrontamiento. 

 

El dispositivo “Cuidar a quienes Cuidan” tiene como propósito facilitar un espacio de reflexión sobre las prácticas laborales que potencie la circulación de los aprendizajes individuales y colectivos, que posibilite resignificar las frustraciones, reflexionar acerca de la tarea, la institución, la profesión u ocupación, y contribuir a fortalecer la gestión con miras a generar cambios positivos para el bienestar de lxs trabajadorxs y, en consecuencia, de las personas a quienes se asiste o acompaña.

Asimismo, a través de estos espacios se pretende generar intercambios que faciliten estrategias que visibilicen y valoricen las fortalezas y los recursos materiales y simbólicos de los grupos de trabajo. El objetivo es entonces incidir en los procesos de trabajo con foco en las dinámicas grupales, la distribución de roles, las estrategias de comunicación, los lugares de liderazgo y las relaciones de poder propias de cada equipo para modificar aquellas que se identifiquen como productoras de malestar y potenciar las buenas prácticas.

 

En el escenario social actual muchos equipos se ven aún más sobrecargados por el impacto estructural de la pandemia. En ese aspecto, es deseable revisar lo transitado, resaltar los aprendizajes y formular los desafíos para la esta nueva etapa con planificaciones estratégicas de los servicios socio sanitarios por medio de espacios de soporte que habiliten prácticas de cuidado al interior de los equipos y las instituciones. 

Continua leyendo sobre Cuidar a quienes cuidan – artículo RAM
Imagen de portada: Freepik
 Por: Silvana Garbi

Por: Silvana Garbi

Doctora en Ciencias Sociales(UBA), especialista en Gestión y Planificación de Políticas Sociales (UBA) y licenciada y profesora de Sociología (UBA).

Compartir:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en linkedin
LinkedIn

Recibí nuestras novedades