Foto de Daniel Reche en Pexels

¿Conocés la importancia de la AIPE? (Anticoncepción Inmediata Post-Evento Obstétrico)

Como comentamos en ediciones previas, en la Argentina se producen aproximadamente 100.000 nacimientos y 7.600 egresos hospitalarios por año con diagnóstico de aborto en adolescentes (1-3). Pero debemos resaltar especialmente que el 30% de las gestaciones en mujeres menores de 20 años corresponden a segundo o tercer embarazo (4). Si bien no tenemos datos sistemáticos en toda población, se calcula que al menos el 68% de estas gestaciones no fueron intencionales (5).

La Anticoncepción inmediata post-evento obstétrico (AIPE) resulta entonces una herramienta fundamental. 

El embarazo en la adolescencia y la maternidad temprana tienen múltiples consecuencias sobre la vida de las mujeres. Vinculado a altas tasas de deserción escolar y su consecuente impacto en el futuro laboral afecta claramente la seguridad económica a largo plazo, pero además se verifican resultados deficientes en salud: el embarazo en mujeres menores de 19 años se asocia con un mayor riesgo de complicaciones perinatales para el binomio madre-hijo, especialmente en mujeres de menos de 15 años (6, 7) . La suma de estos aspectos confluye en inequidad social y de género que compromete el cumplimiento de los Derechos Humanos. 

 

¿Cómo prevenir el embarazo adolescente no intencional?  

Las recomendaciones internacionales sobre salud sexual y reproductiva en adolescentes hacen énfasis en la necesidad de implementar consejerías oportunas y adecuadas en salud sexual y salud reproductiva, para la toma informada de decisiones, priorizando la implementación de métodos anticonceptivos de larga duración (MALD) (10-13). Dicha consejería se debería llevar a cabo en el ámbito ambulatorio (consultorios de medicina general, ginecología, adolescencia, obstetricia) o como oportunidad de asistencia en el transcurso de una internación por un evento obstétrico.  Es en este contexto, cuando la consejería resulta particularmente importante la disminución de la tasa de segundo embarazo adolescente no intencional (TEANI). 

 

¿En qué consiste la estrategia de anticoncepción inmediata postevento obstétrico?

La implementación del modelo de anticoncepción inmediata postevento obstétrico (AIPE) permite, además de prevenir embarazos no intencionales, evitar consecuencias negativas para la salud de la mujer y de sus hijos al prolongar los intervalos intergenésicos (14-18). Dicho dispositivo implica asegurar a la mujer la dispensa inmediata de métodos anticonceptivos en el post evento obstétrico (nacimiento o aborto) previo al egreso hospitalario, priorizando los métodos de larga duración en el caso de que así lo decida.  

 

Las recomendaciones internacionales para AIPE han descripto medidas específicas que favorecen la implementación del modelo12,19. La bibliografía acuerda en que las acciones que demostraron mayor efectividad para asegurar la aceptabilidad y la adherencia de métodos anticonceptivos en el marco de AIPE fueron:  

  • La capacitación y el fortalecimiento de los efectores
  • La articulación efectiva entre los centros de atención primaria y las maternidades de las mismas áreas programáticas, es decir, la conformación de redes de servicios
  • El fortalecimiento de las consejerías durante los controles prenatales en lugar de las consejerías cortas en el preparto
  • La jerarquización del rol de las obstétricas que, se ha demostrado, redunda en un beneficio para la salud de las mujeres y sus hijas/os
  • El incremento en el uso de los métodos de larga duración
  • La educación comunitaria y la promoción y mejora de la calidad de los servicios.

Continua leyendo sobre embarazo no intencional en la adolescencia

Imagen de portada: Daniel Reche en pexels.com

Por: Leticia Williams

Médica (UBA), especialista en Ginecología y Obstetricia

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Recibí nuestras novedades