¿Cómo lograr un verano sin gastroenteritis ni diarrea?

gacetilla-tematica-2

Las gastroenteritis se encuentran entre las cinco causas de muerte en todas las edades y constituyen la principal causa de muerte en niñ@s menores de cinco años. La construcción de salud desde una perspectiva social y colaborativa es clave para prevenirlas y generar comunidades sanas.

Las altas temperaturas del verano favorecen la diseminación de los microorganismos que provocan la gastoenteritis.  Uno de sus principales síntomas, la diarrea, conlleva el peligro de deshidratación, que puede llegar a ser mortal en los bebés y niños pequeños. Por eso, es importante concurrir rápidamente al médico ante la aparición de diarrea o otros de sus síntomas, que pueden ser vómitos, náuseas, dolor abdominal y fiebre.

Cuando las comunidades consumen agua o alimentos contaminados o  no tienen acceso a sistemas de saneamiento, y la higiene es deficiente, el riesgo de enfermar es mayor. Por tal motivo, desde Surcos Asociación Civil bregamos por una salud social colaborativa que aliente el desarrollo de acciones de prevención dentro de las comunidades en pos de la prevención y entornos saludables.

Mailén Pérez Tort, integrante de Surcos Asociación Civil y del Programa de Salud comunitaria con foco en primera infancia, explica: “Si nos detenemos a reflexionar sobre las causas de las gastroenteritis, es sencillo ver cómo la capacidad de los integrantes de darse cuenta de cuáles son sus problemas de salud y aprender a actuar sobre ellos puede mejorar ampliamente la salud de las comunidades a largo plazo”. Por esta razón, desde Surcos Asociación Civil desarrollamos proyectos de salud social colaborativa con foco en la primera infancia porque “creemos que una de las líneas claves para abordar la salud de l@s niñ@s es trabajar a través de capacitaciones a referentes comunitarios y promotores de salud”, afirma.

Desde Surcos Asociación Civil consideramos que trabajar y empoderar a promotores de salud y referentes comunitarios es clave para llegar a la comunidad. Porque cuando se realizan talleres, capacitaciones, producciones de material de comunicación y se planifican proyectos comunitarios, se acerca la información necesaria para prevenir las enfermedades y salvar vidas.